Toyota Motor Corp aumentó un 19,7% su beneficio neto del primer trimestre hasta los 1.640 billones de yenes, gracias a unas fuertes ventas de vehículos en el extranjero y a la debilidad del yen, que contrarrestaron los aumentos en los costes de expansión.
El beneficio operativo del grupo subió un 19% a 2.240 billones de yenes frente a los 1.880 billones de hace un año. Para el presente año hasta marzo de 2008, Toyota prevé un crecimiento sostenido gracias a un sólido yen y a la ralentización del crecimiento de las ventas. La compañía espera un beneficio neto de 1.650 billones de yenes y un beneficio operativo de 2.250 billones de yenes, con unos ingresos de 25.000 billones, suponiendo que las ventas mundiales de vehículos alcancen los 8,89 millones de unidades.