La petrolera franco-belga Total mejoró su beneficio neto un 18% durante el primer trimestre del año hasta los 3.602 millones de euros. El grupo facturó en ese periodo 44.213 millones de euros, un 19% más que en el primer trimestre de 2007, un aumento que se explica por el encarecimiento del precio del petróleo, explicó la empresa en un comunicado. El grupo propondrá el pago de un dividiendo de 1,07 euros por acción.
El director general de Total, Christophe de Margerie, señaló que el precio del barril de Brent se situó en una media de 96,7 dólares en el primer trimestre del año, un 67% más que en el mismo periodo de 2007 y un 9% más que en el último trimestre del año precedente. Destacó que también han progresado los precios del gas y que los márgenes de refinado en el Atlántico fueron "relativamente bajos" a principios del año. La producción de hidrocarburos se mantuvo a niveles comparables a los del primer trimestre de 2007 pese al impacto del alza de los precios de los derechos de producción, de los efectos de cambio negativos y de la parada de algunos pozos, indicó. Con estos resultados, Total confirmó sus previsiones para el conjunto del año y señaló que "el programa de inversiones se desarrolla según las previsiones". El grupo propondrá el pago de un dividiendo de 1,07 euros por acción. Total constató que los precios del crudo siguieron creciendo en el segundo trimestre del año y que los márgenes de refinado europeos volvieron a niveles elevados debido a las tensiones del mercado del gasóleo. En los próximos meses, Total cuenta con la subida en potencia del campo petrolífero de Moho Bilondo, en el Congo, y por la puesta en producción del descubierto en Jura, en el Reino Unido.