Total ha obtenido 9.581 millones de euros de resultado neto en los nueve primeros meses del año, una cifra casi equivalente a los 9.543 millones del mismo periodo de 2006. Sólo en el tercer trimestre, los beneficios han aumentado un 29% respecto al trimestre equivalente del pasado ejercicio con 3.121 millones de euros. No obstante, en términos ajustados, el resultado neto ha caído un 8% entre enero y septiembre hasta los 9.096 millones de euros, y un 3% en el tercer trimestre, algo que ha tenido que ver esencialmente con la depreciación del dólar respecto al euro.
Pese a todo, la compañía subraya que entre julio y septiembre pasados el suyo ha sido "el mejor resultado" entre las grandes compañías petroleras mundiales, con un alza del 4% en dólares. El resultado operativo neto ajustado ha bajado un 7% entre enero y septiembre a 9.029 millones de euros, y un 3% a 3.000 millones en el tercer trimestre. La facturación, por su parte, ha caído un 2% en los nueve primeros meses del año a 115.567 millones de euros, y eso pese a que en el tercer trimestre progresó un 3% a 39.430 millones. Precio del crudo Entre julio y septiembre, el precio medio del barril de petróleo Brent se pagó a 74,7 dólares, un 7% más que en el mismo periodo de 2006, y un 9% más que en el segundo trimestre de este año. Por su parte, los márgenes de refino en Europa experimentaron un bajón del 17% en un año y del 44% si se compara con el trimestre inmediatamente precedente. El dólar se había depreciado respecto a la moneda única europea en un 7% y en un 2% respectivamente. Entre enero y septiembre, la compañía francesa realizó inversiones por 7.694 millones de euros, frente a los 8.196 millones en esos mismos nueve meses de 2006. A favor El director general de Total, Christophe de Margerie, ha destacado que el grupo se ha beneficiado de la reanudación del aumento de la producción, de la "solidez" de su cartera de activos y de sus "esfuerzos para limitar el impacto de la inflación de los costos". Todo ello ha permitido que en los doce meses la rentabilidad de los capitales empleados haya llegado al 24%. Por eso, De Margerie se ha mostrado confiado en la capacidad de la compañía "para crear de forma duradera valor para el accionista", con un aumento del 15% del dividendo a cuenta del ejercicio de 2007 respecto al de 2006.