La firma gala Total ha realizado una asociación de 2.250  millones de dólares con Chesapeake con lo que pasa a convertirse en una de las grandes petroleras que ha aprovechado los bajos precios del gas para adquirir activos de gas de esquisto. Total asumirá una participación del 25% en los campos de gas de esquisto de Barnett de Chesapeake en Texas, pagando 800 dólares en efectivo y suministrando 1.450 millones de dólares para el desarrollo del yacimiento en un plazo de hasta seis años.