El Covid vuelve a adueñarse de los mercados, ante la aparición de una nueva variante proveniente de Sudáfrica que preocupa por la capacidad de contagio y por ser, posiblemente, resistente a las actuales vacunas. En este sentido, Pfizer ha asegurado que en dos semanas sabrá si la nueva variante del SARS-CoV-2 detectada en África es resistente a su vacuna y dice que si su vacuna dejara de ser efectiva contra la variante NU haría otra en 100 días.

Mientras la Organización Mundial de la Salud trata de evaluar con urgencia la nueva variante B.1.1.529 del COVID-19, en medio de una creciente preocupación a nivel mundial, varios países europeos y asiáticos han reforzado sus restricciones de viaje. Desde Bruselas, proponen frenar los vuelos procedentes de varios países del África meridional, tal como ya han hecho Reino Unido, Alemania, Italia, Austria y la República Checa. Con ello, la Comisión Europea ha propuesto este viernes vetar el tráfico aéreo procedente de la región sudafricana para evitar la expansión en Europa. Además, ha pedido a los estados de la UE que introduzcan un "freno de emergencia" a los viajes al sur de África, tal y como ha afirmado Ursula von der Leyen en una declaración sin preguntas. Sostiene que ayudará a "limitar la propagación" de la variante, y ha recordado que los viajeros que regresen de estos países afectados deben "respetar estrictas reglas de cuarentena". España lo llevará al Consejo de Ministros el próximo martes.

Sin embargo, la nueva cepa ya ha entrado en la UE. Concretamente, se ha localizado un caso en Bélgica, en una mujer que mostraba síntomas de coronavirus tras un viaje a Egipto con escala en Turquía. El diagnóstico ha sido confirmado por el Hospital universitario UZ Leuven (Lovaina) tras examinar a una joven adulta que no estaba vacunada y que empezó a desarrollar síntomas once días después de haber realizado el viaje a Egipto, según informa la cadena belga RTBF.

Sólo tres valores se salvan de la quema en el Ibex

Con todo, entre los primeros en sufrir las consecuencias, los índices bursátiles. Este viernes, el IBEX 35 no dejado los números rojos en toda la jornada, en la que en los últimos minutos de la sesión ha llegado a perder los 8.400 intradía cotizando en 8.388 puntos.

Sin embargo, al final de la jornada, el selectivo ha cerrado con caídas 4,96% hasta los 8.402,70. Con la caída de hoy, el Ibex 35 vuelve a mínimos de julio, cuando el día 20 de ese mes cerró en 8.358.

Dentro del Ibex 35, las mayores caídas han sido para los valores ligados al turismo. A la cabeza de los descensos IAG (Iberia) con un -15,59%, Banco Santander un -8,92% y Aena un -8,77%.

Estrategias de Inversión

Subiendo sólo tres valores a cierre de hoy en el principal índice español: Siemens-Gamesa un 3,54%, Cellnex un 1,97% y PharmaMar un 1,18%.

En el Mercado Continuo, los mayores descensos son para eDreams ODIGEO -12,78%, Airbus un -11,31% y Ferrovial un -8,70%. En la parte alta de la bolsa española, Reig Jofre un 5,43%, Siemens Gamesa un 3,54% y Squirrel Media un 2,99%

Mientras, en Europa, donde ya desde hacía días estaba afectando a las cotizaciones el temor al virus, incluso sin conocerse de la nueva variante, no se escapa a las ventas, que rondan el 4%. En concreto, el DAX alemán pierde a cierre un 4,22% hasta los 15.246,15, el CAC 40 retrocede un 4,75% en los 6.739,73, el FTSE 100 cede un 3,68% hasta los 7.041,60 y la bolsa italiana un 4,59% sobre los 25.856.El Euro Stoxx 50 cae a cierre un 4,74% en los 4.089,75.

Por su parte, en una jornada en la que Wall Street abre media sesión y en el día del Black Friday, los índice bursátiles americanos se teñían de rojo en la apertura y caían con fuerza. El DOW JONES restaba un -2,25% en los 34.999,30 puntos, el S&P 500 se dejaba un -1,42% hasta los 4.634,81 y el NASDAQ cedía un -0,95% en los 15.695,30 puntos.

Las bolsas asiáticas sufrían esta mañana su mayor caída en dos meses. El Nikkei, principal índice de la bolsa de Tokio, cayó este viernes el 2,53%. Hong Kong también ha descendido un 2,17%.

Desplome del petróleo por encima del 10%

El mercado de las materias primas es otro de los grandes afectados. El petróleo retrocede con mucha fuerza también ante el miedo a un nuevo golpe económico y sobre la demanda global de crudo debido a la pandemia. Los inversores aguardan a la cita clave de la OPEP+ de la próxima semana. En estos momentos, los futuros del Brent se desploma un 10,22% en los 73,82 dólares, mientras que los del West Texas se dejan un 11,14% en los 69,66 dólares por barril.

Las criptomonedas tampoco se escapan a este "viernes negro". El Bitcoin recorta un 7,40% en los 54.417,7 dólares.

En el par EUR/USD, el euro sube un 1,01% en los 1,1319 billetes verdes.