La firma Tiffany parece ajena a la crisis a tenor de sus resultados, ya que se ha apuntado un beneficio neto en el segundo trimestre de 80 millones de dólares (54 millones de euros), lo que supone un 99,6% más que en el segundo trimestre de 2007. Las ventas de la compañía alcanzaron los 732,4 millones de dólares (495 millones de euros), frente a los 662,5 millones de dólares (448 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio anterior. Pese a que Europa es una de las zonás más dañadas por la crisis financiera, la firma estadounidense de joyería de alta gama señala que por divisiones geográficas es la zona donde más aumentaron las compras, con una subida del 35% en el segundo trimestre, hasta los 71 millones de dólares (48 millones de euros).
Por su parte, las ventas la zona de las Américas se incrementaron en un 3%, hasta los 422,4 millones de dólares (286 millones de euros). Es significativo el hecho de que pese a que en los EEUU las ventas bajaron un 4% en el segundo cuarto, las ventas de las tiendas de Nueva York se incrementaron un 5%, lo que refleja un aumento en el gasto de los visitantes no estadounidenses. La compañía señaló que las ventas también aumentaron notablemente en América Latina y Canadá