La industria mexicana de telecomunicaciones es objeto de una fuerte polémica por el 'triple Play', servicio que unifica el teléfono, internet y televisión de pago, en la que están involucrados pesos pesados como Telmex, del magnate Carlos Slim, y Telefónica. Telmex 'es un monopolio con sentido del humor' al decir que tiene competidores, dijo irónicamente el miércoles el presidente de Telefónica en México, Francisco Gil Diaz, al participar en un foro de la Cámara Nacional de la Industria de Telecomunicaciones por Cable.