Telefónica ha decidido ponerse a dieta y reducir el alto endeudamiento que pesa sobre su cotización desde hace años. La jornada de hoy será el primer paso, cuando la Junta de Accionistas de su filial en Argentina vote la OPV de la unidad. Pero no será el único, el mercado espera un paso importante con O2 y la venta de activos por un importe total de más de 15.500 millones de euros.

¿Serán suficientes estos pasos para terminar de convencer a los inversores? Hoy los accionistas de Telefónica Argentina votarán la salida a bolsa de la compañía.  El mercado calcula que la unidad podría estar valorada en hasta 5.000 millones de euros, lo que daría a la empresa alrededor de 1.800 con la colocación en bolsa.

Pero este dinero no es nada comparado con lo que podría obtener con la que Telefónicapodría convertirse en la mayor salida a bolsa del Reino Unido del año y la venta que más esperan los inversores, la de 02.  Aunque su valor es desconocido, el precio que pactó Telefónica con Hutchinson para su venta hace un par de años fue de 13.000 millones de euros. La operación ha estado suspendida hasta que se ha resuelto la subasta del espectro 4G y 5G en el país.  La OPV, o la fórmula de desinversión que se utilice finalmente, se producirá antes del verano, espera el consenso.

También está pendiente la venta de su filial alemana y la venta de la filial de Colombia. En total, los analistas prevén que Telefónica podría ingresar unos 15.700 millones de euros con la venta de activos.

Un auténtico alivio para una empresa que a finales del año pasado tenía una deuda de 44.230 millones de euros.  El año pasado ya la redujo en unos 4.365 millones de euros, aunque no ha sido suficiente para aliviar la evolución del valor en bolsa, que en lo que va de año apenas se mueve y cae alrededor de un 18% desde marzo de 2017.

Telefónica

El objetivo de la dirección de la compañía que preside José María Álvarez-Pallete es el de vender, eso sí, sin perder valor en ninguna de sus unidades de su  negocio. El presidente ha sujetado todas estas operaciones hasta que llegara el momento oportuno. ¿Está ya aquí?

Los analistas cuya opinión recoge Reuters apuestan por comprar mayoritariamente el valor: once optan por comprar, ocho por mantener y solo dos apuestan por vender las acciones de la empresa. Eso sí, el consenso le da un precio objetivo de 9,85 euros por acción. Una valoración que significaría un potencial de un 11%.

Miguel Ángel García-Ramos, analista independiente fundamental, señalaba recientemente en Estrategias de Inversión que, “de acuerdo a mis modelos de valoración, obtiene una valoración extraordinaria. Publica resultados 1T18 el próximo 26 de abril. Hasta entonces, la coyuntura a nivel informativo pasa por la posible OPV de la filial argentina”.

En su opinión se trata de una cción value que cotiza con un PER de 10,9 veces respecto al beneficio por acción estimado para 2018, muy por debajo de su media histórica que está en 17,4 veces. “Según mi modelo puede irse hasta 21 veces”, indica el experto.   Según sus cálculos, “puede crecer a medio plazo a tasas sostenibles del 8,1% y da en dividendo un retorno del 4,8%”.

El experto calcula un beneficio por acción de 0,73 euros, lo que implicaría un aumento del 30,3% con respecto al último año. Esto supondría que la empreas obtendría un beneficio neto de 3.862 millones de euros y un cash flow libre de 4.759 millones de euros.  En opinión de Garcí-Ramos, es previsible que en el futuro se aumente el dividendo.

Perspectiva técnica

Sin embargo, desde un punto de vista técnico la situación parece diferente. En su última entrevista con Estrategias de Inversión, el analista independiente, Antonio Espín, apuntaba que “Telefónica por fín ataca la directriz bajista y tiene un fallo de la caída con unos mínimos crecientes no es un mal síntoma. Si lo vemos por encima de 8,30 sería un buen síntoma. No está mal. Pero con este gráfico no se puede apostar por una vuelta de la tendencia por ahora. El valor sigue flojo y con cierta facilidad se ha ido a soporte principal”.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión colocan al valor en fase de rebote con tres de los diez puntos posibles. Aunque casi todos los indicadores que mide este conjunto de filtros están en negativo, sostiene una tendencia alcista en el medio plazo.

Telefónica