Telefónica ha vuelto a mostrar su interés para aumentar su control sobre la operadora brasileña Vivo, aunque señala que no existe en este momento nada concreto -ni en plazos ni en precio-, para dejar claro que no está interesada en otras adquisiciones. Es al menos lo que ha señalado el director general de coordinación de la compañía, Julio Linares. A mediados de julio, el diario Financial Times señalaba que Telefónica, que ya posee el 50 por ciento del capital de Vivo, ha ofrecido 3.000 millones de euros a Portugal Telecom por el 50 por ciento en manos del operador luso.