Telefónica cobrará a unos dos millones de clientes 0,50 euros más IVA (0,58 euros) al mes, a partir del 10 de julio, por el servicio de identificación de llamadas que en estos momentos aparece en la factura como bonificado (gratuito). Este cobro sólo afectará a los usuarios que no tengan contratado un paquete de servicios (duo o trio) o tarifa plana de voz, por lo que aunque hay alrededor de 6 millones de clientes dados de alta de este servicio, sólo afectará a unos dos millones.