Telecom Italia SpA anunció el jueves que su beneficio neto del primer semestre se redujo casi un 14% debido a los mayores pagos de impuestos, pero confirmó sus objetivos de rentabilidad y flujo de caja para el conjunto del año porque los recortes de costes comenzaron a dar frutos.
La mayor operadora de telecomunicaciones italiana registró un beneficio neto de 964 millones de euros en los primeros seis meses del año, frente a 1.120 millones de euros un año antes.