Los resultados del primer trimestre de la compañía han ido en línea con las estimaciones de Renta 4, recogiendo una fuerte debilidad en márgenes por el ritmo de ejecución de los proyectos.

Los resultados del primer trimestre de Tecnicas Reunidas han registrado una fuerte debilidad en márgenes de la compañía, con un descenso del 16% de las ventas y del 91% del EBIT por la menor actividad de la compañía ante el retraso en el inicio de proyectos y por sobrecostes en proyectos específicos que se encuentran en últimas fases de ejecución. El beneficio neto cae un 99% hasta los 0m5 millones de euros impactados por la depreciación del dólar.

En positivo, cabe destacar las adjudicaciones que alcanzan los 1.168 millones de euros, un 32% de las adjudicaciones de 2018, con lo que la cartera de pedidos se mantiene a niveles de diciembre de 2017. Por otra aparte, la estabilidad en la caja neta en 219 millones de euros tras el pago de dividendo a cuenta de 36 millones de euros. La compañía reitera la guía 2018 y surgen dudas, puesto que ha recortado el dividendo a pagar en 2018 un 33%. 

En negativo, la compañía ha tenido unos márgenes muy débiles en un año que se supone que irá de menos a más a medida que vayan eliminando los costes de inactividad una vez se recupere un ritmo normalizado de trabajo, que se espera que sea a partir de verano y debería permitir acabar el año con márgenes en torno al 4%.

En la conferencia de resultados, se prestara especial atención a las posibles adjuciaciones futuras, a la evolución de márgenes y a la evolución prevista de la caja neta. El mercado estará pendiente del inicio de proyectos que permita recuperar un ritmo normalizado de trabajo, necesario para reestablecer la eficiencia en la estructura de costes y demostrar que la contracción de márgenes es un hecho temporal y no estructural, con la debida recuperación de la credibilidad.