El grupo helvético de seguros Swiss Life ha anunciado un beneficio neto de 381 millones de euros durante el primer semestre de 2007, lo que supone un aumento del 21 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. A esa mejora han contribuido la orientación del grupo hacia un crecimiento rentable, una mayor eficiencia, una evolución favorable de los riesgos y un buen resultado financiero. Swiss Life subraya que no se ha visto afectada por la crisis del mercado de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, ya que ese tipo de fondos no supera el 0,1 por ciento del total de inversiones de la aseguradora.