El fabricante japonés Suzuki Motor dijo hoy que tiene 71.600 millones de yenes (525 millones de euros) en créditos, inversiones y garantías de deuda a empresas afiliadas a General Motors (GM), que ayer se declaró en bancarrota, según la firma automovilística. Suzuki tiene 29.400 millones de yenes (215 millones de euros) en créditos a empresas afiliadas a GM, 4.100 millones de yenes (30 millones de euros) en inversiones y 38.100 millones de yenes (279 millones de euros) en garantías de deuda. Según un comunicado del cuarto fabricante de vehículos de Japón, la cantidad estimada corresponde a cerca de 9,6 por ciento de los activos netos del Grupo Suzuki.