La confianza del consumidor estadounidense en el mes de mayo subió hasta los 108 puntos desde los 106,3 del dato revisado del mes anterior.
Esta cifra es superior a la estimada por los analistas, que la situaban en 105 enteros.