La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's  ha rebajado de BBB  a BBB- el rating de Repsol tras la decisión del Gobierno argentino de expropiar un 51% de YPF, según ha notificado un hecho relevante de la CNMV. 

La agencia recuerda que YPF aportaba una "porción significativa" de la producción y del flujo de caja de Repsol. Además, ha situado además en perspectiva negativa el rating de la compañía española para "reflejar el potencial de una posible rebaja en caso de que no se materialicen acciones para reducir la deuda durante 2012".

"La nacionalización de YPF empeorará materialmente los parámetros crediticios de Repsol debido a que YPF aportó el 40% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la petrolera en 2011", afirma la agencia de calificación.

Por otro lado, la agencia parte para sus futuros análisis de un escenario base en el que el Gobierno argentino no realizará a corto plazo ningún pago compensatorio a Repsol y en el que la incertidumbre acerca del importe de las indemnizaciones y el plazo de este pago será muy alta.