La agencia de calificación de riesgo crediticio ha mejora su perspectiva de ráting sobre Ucrania de 'negativa' a 'estable', por lo que descarta en principio un recorte del ráting a corto plazo, a pesar del impacto de la crisis en los países de Europa del Este.