La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha rebajado la nota a largo plazo de los cuatro principales bancos griegos en tres escalas y les sitúa en grado especulativo o 'bono basura', en consonancia con su decisión de rebajar la nota a largo plazo de la deuda del país heleno. En concreto, S&P ha rebajado el rating de la deuda a largo plazo de los bancos griegos EFG, Piraeurs y Alpha de 'BBB' a 'BB', mientras que la calificación del Banco Nacional de Grecia (NBG) cae desde 'BBB+' a 'BB+'.