Standard & Poor's colocó hoy el 'rating' BB de la deuda a largo plazo de Brisith Airways en su lista de vigilancia con implicación negativa después de que la aerolínea británica entrara en 'número rojos' con unas pérdidas de 208 millones de libras (231 millones de euros) en la primera mitad del año. "La situación de vigilancia refleja el deterioro del perfil de riesgo de la financiación de BA en los actuales trimestres, debido a una interpretación significativa de la debilidad operacional", explicó el analista de S&P Eve Greb en un comunicado.