La Audiencia Nacional ha ratificado la sanción impuesta en junio de 2007 por el entonces Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) a SOS Cuétara y a siete grandes cadenas de distribución minorista por la que tendrán que pagar 3,7 millones de euros por acordar un precio mínimo de venta al público de las marcas de aceite Carbonell y Koipesol entre 2002 y 2005, según la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press.