Sólo 628.800 desempleados, el equivalente al 15,7% de los más de cuatro millones de parados que tiene actualmente España, están recibiendo algún tipo de formación (tanto reglada como no regladas), un porcentaje que se va reduciendo año tras año, según un informe elaborado por la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) y el Centro de Predicción Económica (Ceprede). De hecho, el número de desempleados que asisten a cursos de formación se ha reducido casi dos puntos en el último año, desde el 17,55% del primer trimestre de 2008 al 15,7% en el primer trimestre de 2009. El porcentaje más alto de parados en formación se alcanzó en el segundo trimestre de 2006, con un 22,48%, cifra superior en siete puntos a la actual.