Las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos registraron un ascenso inesperado la semana pasada, lo que fue atribuido por un economista del Gobierno a un retraso administrativo en el procesamiento de solicitudes.

Sin embargo, las solicitudes de beneficios por más de una semana mostraron un descenso. Las solicitudes iniciales aumentaron en 36.000 a un nivel ajustado por factores estacionales de 482.000 en la semana que finalizó el 16 de enero, frente a las 446.000 de la semana anterior, informó el jueves el Departamento de Trabajo. La cifra de la semana al 9 de enero se había estimado inicialmente en 444.000.