El ministro de Economía español, Pedro Solbes, indicó el jueves que la economía del país se está desacelerando más rápido de lo esperado, aunque no cree que esté entrando en recesión. En un encuentro con periodistas y líderes empresariales, Solbes descartó la posibilidad de una recesión, entendida como dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. Agregó que ni siquiera espera un trimestre de crecimiento negativo. El crecimiento económico en España se redujo acusadamente en el primer trimestre, con el fin del boom de la construcción, que se prolongó una década. Según datos del Gobierno publicados el miércoles, el Producto Interior Bruto español redujo su crecimiento a una tasa del 0,3% trimestral entre enero y marzo, frente al crecimiento del 0,8% del último trimestre de 2007.