Société Générale supo que Jérôme Kerviel estaba recurriendo a negociaciones ficticias varios meses antes de perder 4.900 millones como consecuencia de las posiciones de su ex empleado, según un documento judicial al que tuvo acceso el Financial Times. Una de las comisiones de contabilidad interna del banco mostró su preocupación por el uso de transacciones falsas por parte de Kerviel en abril del pasado año, pero no se tomaron medidas. Los representantes legales de ambas partes podrían aprovechar la situación para debatir la diferencia entre "negociación virtual", algunas de las cuales supuestamente eran toleradas, y negociación ilegal y falsa.