Sniace ha anunciado que tomará las 'medidas oportunas' ante una eventual paralización de la actividad de sus fábricas si una huelga anunciada de taladores impidiera el suministro de madera, su principal materia prima. Esta mañana el regulador suspendía la negociación de las acciones de Sniace, que ayer cerraron en 1,97 euros. Expansión publica que la compañía cántabra ha presentado un Expediente de Regulación de empleo (ERE) que afectará a unos 350 trabajadores y paralizará la producción de las fábricas de Celletch y Viscocel.