El comité de empresa de Burberry manifestó hoy su rechazo al cierre del centro barcelonés del Bon Pastor, que emplea a unas 300 personas, y aseguró que los trabajadores no esperaban una decisión "tan drástica" por parte de la multinacional. Según explicaron a Europa Press fuentes sindicales, la plantilla del centro de Barcelona "se veía venir una reestructuración, pero no algo tan gordo como un cierre", por lo que apuntaron a que habrá movilizaciones de protesta para que la dirección retire este anuncio.