El presidente Barack Obama dijo en febrero de 2009 que esperaba crear o salvar 4 millones de empleos. El número total de empleos en EE.UU. ha caído, en realidad, en 4,1 millones desde diciembre del 2008 hasta el mes pasado, afirma James Hamilton, profesor de economía de la Universidad de California en San Diego, lo que equivale a una pérdida de empleos mucho mayor que en cualquier otro intervalo de 12 meses entre 1939 y 2008.