Wall Street cerró en númros rojos aún pendiente de los problemas europeos y de los decepcionantes datos del paro anunciados la semana pasada. Ante este escenario, el Dow Jones de Industriales cedió un 1,16 por ciento, a 9.816,49, el Standard & Poor´s 500 bajó un 1,35 por ciento, a 1.050,47, el Nasdaq se derrumbó un 2,04 por ciento hasta los 2.173,90 puntos.
Pese a que la sesión comenzó en positivo, los ánimos de los inversores se fueron tornando hacia cerrar en números rojos. El Dow Jones de Industriales cedió un 1,16 por ciento, a 9.816,49, el Standard & Poor´s 500 bajó un 1,35 por ciento, a 1.050,47, el Nasdaq se derrumbó un 2,04 por ciento hasta los 2.173,90 puntos.

Los títulos de Research in Motion Ltd cayeron un 5,2 por ciento a 56,56 dólares por las preocupaciones sobre las ventas de BlackBerry y después de la presentación del último iPhone de Apple.

Las acciones de Apple Inc perdieron un 1,9 por ciento. El S&P 500 acumula una caída del 13,7 por ciento desde su cierre en máximo récord del 23 de abril, firmemente en territorio de corrección.

Por su parte, las acciones de los grandes manufactureros sufrieron los mayores descensos. Los títulos de United Technologies Corp cayeron un 2,9 por ciento a 63,22 dólares, y las de Caterpillar Inc cedieron un 3,3 por ciento a 55,83 dólares. Las acciones de Apple cerraron a la baja en 251,03 dólares, después que la empresa revelara una nueva versión del iPhone.

El índice de volatilidad CBOE, también conocido como el VIX, permanece en un nivel elevado, aunque ha caído desde mayo. El VIX cerró con un alza del 3,1 por ciento, a 36,57.