Jornada complicada tanto para renta variable como para la prima de riesgo. En primer lugar, el Ibex 35 comienza la sesión con pérdidas del 2.14% que le lleva a los 8.509 puntos. Una penalización que sigue a la experimentada al cierre de las bolsas asiáticas y americanas. Mientras que Dow Jones cerró con caídas del 4.31%, el Nikkei perdió un 3.72% y marcó en los 9.299 puntos su último movimiento. Por otra parte, la prima de riesgo vuelve a colocarse por encima de los 400 puntos básicos. Concretamente se eleva hasta los 420 puntos básicos gracias a la subida en la rentabilidad del bono español a diez años, hasta el 6.48%.



Las caídas también son abultadas en el resto de plazas europeas. El CAC-40 abre en los 3.235 puntos. el  FT-100 cede un 2.7% mietnras que el MIB italiano supera el 3.6% de penalización y abre en los 15.536 puntos.

En el selectivo español, Sacyr Vallehermoso actúa como principal lastre en la apertura al supera el 6.2% de penalización, hasta los 4.73 euros. Gamesa le sigue con caídas del 5.75%y abre en los 4.19 euros. IAG, OHL o Grifols contabilizan pérdidas de más del 4% en sus cotizaciones.

Unas caídas que son algo más livianas en los grandes valores. Santander no alcanza el punto porcentual de caída y abre en los 6.30 euros. Su homóloga vasca amplía hasta el 1.5% la penalización, con lo que sus títulos abren en los 6.38 euros. Telefónica supera el 1.1% de caída y abre en los 14.51 euros. Por su parte, Repsol mantiene una fuerte penalización superior al 2,5% con lo que los inversores venden por 18.90 euros cada título de la petrolera.

Ferrovial se mantiene como el único valor que consigue cotizar en positivo. Una revalorización del 0.46% que lleva a la compañía a los 8.15 euros en un dia en que Morgan Stanley ha iniciado la cobertura del valor con recomendación de compra y precio objetivo de 10.4 euros.