El grupo Siemens va a cerrar su fábrica en Malpica, Zaragoza, ya que sus costes de producción no son competitivos con los de los países asiáticos, lo que da lugar a pérdidas insostenibles de más de un millón de euros al mes. Según publica La gaceta de los Negocios, los 310 trabajadores empleados en la planta podrán acogerse a bajas incentivadas dependiendo de los años trabajados, entre otras medidas.