La constructora SEOP, en concurso de acreedores desde marzo de 2008, recuperará 23,22 millones de euros después de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid haya anulado una especie de préstamo que concedió a Seif Residencial, la promotora de su grupo. En la sentencia, el que fue hasta el pasado mes de enero titular del Juzgado, Antoni Frigola, ha aceptado parcialmente la anulación solicitada por los administradores concursales de SEOP, primera gran constructora en declararse insolvente. Se trata de la primera acción rescisoria llevada a cabo en un procedimiento concursal de una gran constructora, que verá así incrementado su activo, cifrado hasta el momento en 180,5 millones de euros, frente a unas deudas de 309,5 millones. Antes de pedir la excedencia, Frigola condenó a Seif Residencial a abonar las cantidades de las que dispuso, si bien rechazó la existencia de mala fe en su conducta, como opinaban los administradores concursales de SEOP.