Ocho directivos de dos fábricas francesas, una de Michelin y otra de la papelera estadounidense SWM, objetos de sendos planes de reestructuración con cientos de supresiones de empleos, fueron secuestrados durante varias horas hasta la pasada noche por los trabajadores. Cuatro responsables de la fábrica del fabricante de neumáticos Michelin en la localidad de Blanzy (noreste) permanecieron durante más de seis horas hasta medianoche retenidos por unos 60 empleados, que reclamaban la anulación de sanciones contra algunos trabajadores, sobre fondo de un fuerte conflicto por el plan de reestructuración.