Las solicitudes de beneficios desempleo en EEUU suben en 3.000 la semana pasada