El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, pronosticó hoy que el beneficio del Grupo "tenderá hacia la normalización en los próximos tres años", primero en los mercados emergentes, Latinoamérica y Polonia y después, en los maduros.

Durante la apertura del Día del Inversor que tiene lugar hoy y mañana en Londres y ante más de 300 analistas e inversores, el número dos del Santander consideró que esto será posible gracias a la diversificación geográfica del negocio, que descansa en un 48% en mercados emergentes, y a su solidez.

Para Sáenz, la mejora del beneficio elevará también la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) entre 3 y 6 puntos porcentuales "a medio plazo", hasta alcanzar el 14%, un objetivo que "está en nuestras manos" gracias al "sólido modelo de negocio" de la entidad y al gran esfuerzo de todas las unidades, explicó.

"Además, nos movemos en un entorno de tipos de interés bajos, lo que podría favorecer aún más la cuenta de resultados a futuro una vez normalizados", añadió Alfredo Saénz.