Todos los esfuerzos para seguir creciendo. Así lo está demostrando Banco Santander ya que planea intensificar sus esfuerzos para obtener una participación de control en Bank Zachodni WBK, el quinto mayor banco de Polonia, en el marco de una posible operación global que permitiría a la entidad española adquirir diversos activos del irlandés Allied Irish Banks (AIB), forzado a desprenderse de varios activos tras recibir ayudas públicas, según ha hecho público “Financial Times”.
AIB se ha visto forzado como condición para recibir las ayudas públicas necesarias para sortear la crisis financiera a deshacerse del 70% que controla en Bank Zachodni WBK, y de la participación minoritaria que ostenta en el estadounidense M&T, así como de una serie de oficinas en Reino Unido. Un escenario que Banco Santander parece no querer desaprovechar ya que según señala la prensa, la entidad presidida por Emilio Botín habría estudiado la cartera de activos a la venta de AIB y Santander podría estar interesado en hacerse con el 70% del banco polaco Zachodni.

Y es que como aseguran desde la entidad española, llevar a cabo esta operación encajaría con la estrategia del grupo de controlar un banco en mercados de fuerte crecimiento, como sucedió con la "lucrativa" compra de activos en Brasil como consecuencia de la adquisición de ABN Amro junto a Fortis y RBS.

Sin embargo, el diario afirma que el Santander se enfrenta a una dura competencia para hacerse con esta participación, valorada en unos 11.000 millones de zlotys (2.761 millones de euros), por parte del banco PKO, la mayor entidad de Polonia, controlada en un 51% por el Estado, así como por parte del francés BNP Paribas.

Así, el periódico sugiere que la entidad cántabra tendría menos problemas a la hora de adquirir una serie de activos de AIB en Reino Unido, consistentes en una cartera de unas 30 sucursales en Inglaterra y Escocia y otras 40 oficinas en Irlanda del Norte, que se sumarían a la vasta red de oficinas recientemente adquiridas por el Santander al RBS.