Los accionistas del Santander aprobaron hoy en la junta general de accionistas ampliar capital por importe de 1.000 millones de euros para atender al plan de retribución a sus accionistas, a los que les ofrece la posibilidad de recibir el segundo dividendo a cuenta del año, que se repartirá el próximo mes de noviembre, en efectivo o en acciones nuevas de la entidad. Según el banco, esta iniciativa responde a las sugerencias formuladas por los accionistas, principalmente de los que reinvierten el dividendo en títulos de la entidad y suponen el 8% del capital.