El proyecto de Orden de “Transparencia Bancaria” del Ministerio de Economía y Hacienda, en fase de alegaciones, otorga el derecho a bancos y cajas para que puedan cobrar por asesorarnos de forma “independiente”.

Una estimación realizada por ADICAE (haciendo un paralelismo con las tarifas de las empresas de asesoramiento financiero, publicadas por la CNMV) calcula que podrían llegar a cobrar entre 120 y 600 euros la hora de consulta. No obstante, la legislación no establece límites por lo que las cifras podrían ser incluso más elevadas.

Con este proyecto de Orden que está en tramitación, el Ministerio que dirige Elena Salgado quiere legitimar el uso de swaps y cláusulas suelo, que tantas demandas y reclamaciones están generando, en lugar de prohibirlas.

ADICAE ha pedido la retirada inmediata de este proyecto de orden ministerial y contactará con los candidatos para las próximas elecciones del 20N para pedirles una regulación más amplia, que verdaderamente proteja a los consumidores, fruto de un debate más amplio y que no haga ningún tipo de concesión a las entidades financieras.