Banco Sabadell obtuvo un beneficio neto atribuido de 108,3 millones de euros en el primer trimestre de 2010, un 33,1% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, por más dotaciones y ausencia de plusvalías significativas, según informó en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La entidad destinó 167,4 millones a dotaciones para insolvencias y saneamientos de la cartera de valores y de inmuebles, y obtuvo 4,1 millones de plusvalías por la venta de activos, cuando en el primer trimestre de 2009 computó 30,5 millones.

El margen de intereses se situó en los 374,1 millones, un 5,2% menos. La morosidad se estableció en el 4,09%, frente al 2,82% del mismo periodo del año pasado, por debajo de la media del sector, que supera el 5%. Sabadell logró un incremento de su base de clientes, con un aumento del 47% en particulares y un 74% en empresas.