Rumanía recibirá 20.000 millones de euros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea en el marco de un rescate dirigido a evitar una crisis financiera y estabilizar la maltrecha economía del país. Con una población de 22 millones de personas, Rumanía es tercer país del bloque de países miembros de Europa del Este que recibirá asistencia después de los fondos inyectados en Hungría y Letonia, mientras la crisis financiera mundial barre los recursos de financiación de una economía muy dependiente de los fondos externos
.