Rumanía probablemente le pedirá una línea de crédito flexible o un acuerdo de asistencia al FMI después de que expire su contrato actual, según ha reconocido el presidente del país Traian Basescu. Hace un año, Rumania firmó un acuerdo de 20 millones de euros con el FMI, la Comisión Europea y otras instituciones financieras para mitigar el impacto de la crisis mundial.