Royal Bank of Scotland está negociando con Bank of America acerca de un eventual acuerdo sobre LaSalle, la división estadounidense de ABN AMRO, que centra la batalla por el control del banco holandés. Una solución sobre LaSalle podría abrir la puerta a una oferta por la totalidad de ABN por parte de RBS y el resto de bancos de su consorcio: Fortis y Santander.
LaSalle es un activo clave para RBS, que ya es el mayor banco extranjero en Estados Unidos, pero ABN tiene acordada su venta a Bank of America al tiempo que accedió a una oferta de compra de Barclays. RBS y sus socios han dicho que quieren frustrar la oferta de Barclays, pero sólo si pueden ligar su oferta a la venta de LaSalle. Algunos accionistas de ABN han protestado por realizar la venta sin su consentimiento - un movimiento que aseguran bloquea un acuerdo más lucrativo con RBS - y la operación de 21.000 millones de dólares ha sido congelada por un tribunal mercantil holandés. Tanto ABN como Bank of America han apelado contra la decisión judicial. El tribunal espera tomar una decisión al respecto a mediados de julio. Wall Street Journal, citando a personas cercanas a la situación, ha señalado que RBS y Bank of America han estado negociando un posible acuerdo sobre LaSalle que probablemente conllevaría una división de los activos del banco. Entre las posibles soluciones en negociación, Bank of America podría comprar LaSalle pero RBS tendría el derecho a comprar algunas de las operaciones de LaSalle en Michigan, la sede central de la división en Chicago y la marca LaSalle, según este diario. Otra opción sería que Bank of America y RBS comprasen partes de LaSalle directamente a ABN. Wall Street Journal señala que Bank of America inicialmente rechazó los intentos de RBS de alcanzar un acuerdo, pero que las actuales negociaciones podrían llevar a un pacto si se alcanza un acuerdo que beneficie a ambas partes. ABN y RBS no han comentado sobre estas especulaciones.