El grupo minero anglo australiano Rio Tinto anunció hoy la reducción en un 22,7% de la producción de bauxita en la mina australiana de Weipa, así como la ralentización en la ampliación de su refinería de aluminio en la localidad australiana de Gladstone, lo que provocará la eliminación de 705 empleos entre trabajadores permanentes y temporales. Las medidas anunciadas hoy pretenden responder a la caída de la demanda y de los precios del aluminio en los últimos meses, lo que podría implicar nuevas decisiones de este tipo en el futuro, reconoció la empresa.