Repsol YPF ha vendido a Deutsche Bank otro 5% de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) por 176,5 millones de euros, con lo que reduce su participación hasta el 15%, comunicó hoy la petrolera hispano-argentina a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El pasado 11 de diciembre Repsol comunicó la venta de una primera participación del 5% al banco alemán por el mismo precio. Con estas dos operaciones la petrolera ha obtenido unas plusvalías de unos 298 millones de euros.
Las plusvalías obtenidas tanto con este venta como con la anunciada la semana pasada, de otro 5% de CLH, ascienden a 298 millones. El grupo presidido por Antonio Brufau considera que, tras la desinversión, su participación en el grupo logístico es "óptima". La operación se inscribe en la estrategia de Repsol de deshacerse de participaciones y activos no estratégicos, y tras la misma la petrolera se mantendrá como primer accionista industrial español y primer cliente de CLH. La petrolera expresa su "pleno apoyo" a la gestión y estrategia de CLH, y su intención de permanecer como accionista de referencia. En septiembre, la petrolera ya adelantó que contemplaba la venta parcial de su participación en CLH, inscrita en su permanente estudio de distintas posibilidades de optimización de su cartera de activos, conforme a los criterios de su Plan Estratégico 2005-2009. En los dos movimientos de compra de un 5% de CLH, Deutsche Bank ha manifestado actuar por encargo de dos fondos internacionales de inversión, que son PSPEUR --una filial de la sociedad Public Sector Pension Investment Bord-- y Alberta Investment. Derecho a represenatción en el consejo Fuentes de CLH indicaron a Europa Press que los estatutos de la compañía conceden a los accionistas derecho a un asiento en el consejo de administración por cada participación del 5%. Para lograr esta representación, el inversor debe solicitar su entrada en el consejo y, según las fuentes, de momento la entidad alemana no lo ha pedido. Las mismas fuentes mostraron su satisfacción con el apoyo de Repsol, que se reafirma como accionista de referencia, y con la confianza mostrada por Deutsche Bank, una de las principales entidades bancarias del mundo. La compañía considera que la llegada de este nuevo socio será muy positiva para la aplicación del plan estratégico 2007-2011, en el que se prevén inversiones de 734 millones. Repsol contaba hasta el momento con cinco consejeros, y tras la venta podría pasar a tener tres. El grupo presidido por José Luis López de Silanes ya había acogido en su máximo órgano de decisión a una entidad financiera, Caixanova, y considera que la entrada de un banco, junto al perfil de no cliente de alguno de los principales socios, dotan de equilibrio a su accionariado. Además de Repsol, en el consejo del grupo de logística se encuentran representadas Cepsa, Enbridge, Oman Oil, BP, Galp y Disa. CLH cuenta con una red logística de cerca de 3.500 kilómetros de oleoductos, 38 instalaciones de almacenamiento con capacidad para seis millones de metros cúbicos y 28 instalaciones aeroportuarias capaces de almacenar 144.000 metros cúbicos.