Los rumores sobre una posible nacionalización de la filial argentina de Repsol cobran fuerza ante el viaje de Brufau a Argentina

Las acciones de Repsol se desploman un 2,27% hasta los 20,66 euros mientras se acrecientan los problemas de la petrolera española para mantener su filial argentina. Brufau se reúne hoy con el ministro argentino para determinar inversiones. YPF cayó un 7% el viernes tras conocerse que ya no habrá incentivos fiscales para las inversiones en el sector del petróleo.

Recientemente el tribunal de Competencia argentino decidió abrir un expediente a YPF y otras cuatro petroleras por pactar precios. Además, la petrolera venezolana Pdvsa quiere construir una nueva refinería en tierras australes para competir directamente con YPF, principal operador de refino en Argentina.

Actualmente Repsol tiene el 58,23% de participación en el capital social de YPF, después de que el Grupo Petersen alcanzará el 25,46% el año pasado.

Técnicamente, según Miguel Méndez, director de Big Deal Capital, indica que “podemos ver el doji en la zona de 23.60 euros que marca la figura de vuelta. Con la cotización en el entorno de los 21 euros y los rumores de nacionalización latentes es muy probable que vaya a buscar la zona de soporte en 20.42 euros. Las medias están cortadas a la baja y ahora mismo se está apoyando el precio en la media de 200 sesiones, así que será clave ver si la media de 200 sirve de soporte o finalmente se produce la ruptura”. Si el precio cruza la media “podríamos asistir a una corrección mayor. El único punto positivo a nivel técnico es que el RSI empieza a mostrar cierto grado de sobreventa encontrándose en la zona de 37”. Por todo ello, aconseja “estar fuera del valor. Repsol muestra poco atractivo y no tiene momentum, lo cual hace que sea desaconsejable tomar posiciones en el valor. Para los inversores agresivos pueden adoptar posiciones alcistas en los 20.74 con stop ceñido en 20.25 euros”.

GRÁFICO REPSOL: