El director general de Operaciones de Repsol YPF, Miguel Martínez, destacó hoy que la compra de Unión Fenosa por su participada Gas Natural encaja en la estrategia diseñada por la petrolera, ya que refuerza su negocio de gas natural licuado (GNL) e incrementa su presencia en países de la OCDE. Durante una conferencia con analistas financieros, Martínez afirmó que la operación no afectará a la política de dividendos y mejorará su posición financiera. La fusión de Gas Natural y Unión Fenosa creará una compañía con mayor valor y contribuirá a elevar las calificaciones financieras de Repsol YPF, que ya anunciado que tiene previsto mantener su participación en la gasista en el 30%.
El pasado mes de mayo el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, avanzó que la retribución a los accionistas crecerá este año por encima del 40% si el petróleo se mantiene alto. En cuanto al futuro del negocio gasista de Unión Fenosa, Miguel Jiménez indicó que Gas Natural y la petrolera italiana Eni, socia de la eléctrica española en GNL desde 2003, iniciarán conversaciones después del verano para tratar sobre los activos comunes. La eléctrica y Eni tienen una planta de licuefacción en Damietta (Egipto) y varios contratos de suministro de gas a largo plazo. El directivo de Repsol YPF indicó que Gas Natural y Eni pueden ser "buenos compañeros de viaje". En caso de venta, la italiana tiene derecho preferente para comprar la mitad de Unión Fenosa Gas que no controla. Además, resaltó que la compra permite a la empresa que preside Salvador Gabarró adelantar el cumplimiento de su plan estratégico y obtener un balance óptimo entre gas y electricidad. Gas Natural aprobó ayer la compra del 45,3% de Unión Fenosa al grupo constructor ACS y anunció una operación para hacerse con el resto del capital de la eléctrica. En total, la gasista, respaldada por Repsol YPF y Criteria, que controlan el 60% de su capital, pagará más de 16.700 millones por Unión Fenosa.