La petrolera española acaba de cerrar la ampliación de capital liberada para hacer frente a la retribución de sus accionistas. Más de un 70% del accionariado ha optado por recibir el pago en acciones dentro del Programa Dividendo Flexible de Repsol.

Repsol ha comunicado que los titulares del 70,42% de los derechos de asignación gratuita han optado por recibir nuevas acciones de Repsol. El número definitivo de acciones ordinarias de un euro de valor nominal que se han emitido en el aumento de capital es de 30.991.202. Esto implica un aumento del capital social de Repsol de un el 2,07%.

Los titulares del 29,58% restante de los derechos de asignación gratuita han optado por cobrar el dividendo en efectivo con lo que "ha aceptado el compromiso irrevocable de compra de derechos asumido por Repsol. “En consecuencia, Repsol ha adquirido un total de 442.703.938 derechos por un importe bruto total de 188.591.877,588 euros", según explica la empresa. Repsol ha renunciado a las acciones correspondientes a los derechos de asignación gratuita adquiridos en virtud del indicado compromiso de compra”, señala la compañía en un comunicado a la CNMV.
  
Conforme al calendario previsto para la ejecución del aumento de capital, el pago en efectivo a los accionistas que optaron por vender los derechos de asignación gratuita a Repsol se realizará hoy. En concreto, el dividendo en efectivo ha sido de 0,45 euros por acción.

Las nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital que se ha cerrado hoy quedarán admitidas a negociación el próximo 14 de julio  y tres días después, el día 17, comenzarán a negociar en el mercado español.

La compañía ha manifestado que también solicitará la admisión a cotización de las nuevas acciones en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Las acciones de Repsol han terminado la sesión del martes, con una subida del 0,18% en 13,79 euros por acción.