Repsol cae en la jornada de hoy con motivo de sus problemas en Bolivia, donde el pasado fin de semana la fiscalía detuvo a su auditor y por posibles sanciones en el país andino. La cotización de la compañía se está viendo penalizada por "términos de sentimiento" ya que, según los analistas, no da valor a su participación en Bolivia.
Repsol cae en la jornada de hoy con motivo de sus problemas en Bolivia, donde el pasado fin de semana la fiscalía detuvo a su auditor y por posibles sanciones en el país andino. La cotización de la compañía se está viendo penalizada por "términos de sentimiento" ya que, según los analistas, no da valor a su participación en Bolivia.