Renta Corporación deberá pedir autorización a las entidades financieras que han refinanciado su deuda para realizar nuevas inversiones durante los siete años que durará el crédito sindicado, según explicó el consejero delegado de la compañía, Juan Velayos, en la junta de accionistas, que se celebró hoy en Barcelona. En 2009 y 2010, la autorización será necesaria para cualquier operación, y a partir de 2011 para compras superiores a los 15 millones o cuando se acumulen 20 millones.