Renfe garantiza entre el 60% y el 75% de las circulaciones ferroviarias habituales en virtud de los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento ante la jornada de huelga que el sindicato CGT tiene convocada en la compañía para mañana miércoles 31 de marzo, coincidiendo con la 'operación salida' de las vacaciones de Semana Santa.
La operadora atribuyó estos mínimos al hecho de que se trata de una convocatoria que "afecta muy notablemente a la movilidad en una fecha de aumento de los desplazamientos".