La economía británica creció un 0.3% en el primer trimestre del año, según las cifras divulgadas por la Oficina Nacional de Estadísticas. Sin embargo, el gasto del consumidor bajó seis décimas, la mayor caída desde 2009.
El crecimiento económico en el Reino Unido se situó en un 0,5% durante los tres primeros meses del 2011, según las cifras divulgadas por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, en inglés).

Esta organización calculó también que el gasto del consumidor durante ese mismo periodo de tiempo bajó en un 0,6%, lo que representa la mayor caída registrada desde el segundo trimestre del 2009.

Philip Shaw, un analista de la empresa Investec, consideró que "no hay nada sorprendente en estas cifras" en declaraciones hechas al canal público británico BBC.

Este experto señaló que le preocupaban más otros factores ajenos al Reino Unido que podrían afectar a la economía en el futuro como la crisis de la deuda de Grecia o el crecimiento de la economía de EEUU.

Según este analista, los últimos datos divulgados por la ONS harán que probablemente el Banco de Inglaterra manteng.